TINTA

2014

Realicé este trabajo con la intención de encontrar que se respira en un estudio de tatuajes. El mundo del tatuaje tiene un toque mágico. Todas las fotografías fueron realizadas en el interior de un estudio, el Mystery Tattoo House en Gracia, Barcelona. El escenario contenía las bases necesarias para crear la imagen que tenía en mente: el ambiente, el decorado y las personas, los momentos libres entre cita y cita, que se solían dedicar a dibujar o comentar los trabajos de otros tatuadores de cualquier rincón.

Fotografiando y conviviendo en el estudio. Permanentemente invisible, así ellos podían trabajar sin molestarles y pudiendo recoger los mejores momentos. Compartí con ellos momentos y fiestas que hicieron este trabajo más ameno e inolvidable.